Plough Logo

Shopping Cart

0 item items

Su carrito está vacío, pero no por mucho tiempo…

      Ver carrito

    Subtotal: $

    Caja
    a page of German text from an early Plough publication

    Plough en sus cien años

    Nuestra declaración de objetivos de 1920

    por Eberhard Arnold

    July 26, 2021

    Otros idiomas: français, English

    0 Comentarios
    0 Comentarios
    0 Comentarios
      Enviar

    Hace cien años, cuando Alemania salía del impacto de la Primera Guerra Mundial y la revolución que la siguió, el editor fundador de Plough, Eberhard Arnold, anunció el lanzamiento de una nueva editorial que entonces se llamó Neuwerk, la “Nueva Obra”. Esta declaración de objetivos aún guía la nuestra.

    La editorial Neuwerk es una empresa editorial comunitaria. Su existencia no está orientada al beneficio de uno o más emprendedores, sino a una comunidad con un propósito común que manifiesta y persigue su espíritu y sus objetivos compartidos a través de todas las formas de publicación. La editorial toma su nombre de su revista quincenal Das neue Werk: der Christ im Volksstaat (La nueva obra: cristianos en democracia).

    El objetivo de la revista marca el camino de la editorial como un todo. Este objetivo implica proclamar una renovación viva, convocar a las personas a las acciones del espíritu de Cristo, difundir el entendimiento de Cristo en medio de la aflicción nacional y social del presente, poner en práctica el cristianismo públicamente, dar testimonio de la acción de Dios en la historia de nuestros días. Aunque esta tarea no esté atada a una iglesia, se trata de una tarea religiosa. Implica penetrar en las fuerzas vivas más profundas del cristianismo y demostrar que son indispensables para resolver los problemas más urgentes en nuestra cultura contemporánea.

    Por qué publicamos

    Así como cada individuo, la humanidad necesita una renovación que provenga de las profundidades del mundo espiritual. De ahí que sea igualmente infructuoso retirarse pasivamente hacia la interioridad del alma, que lanzarse hacia el exterior en un excesivo esfuerzo moral o en una gesticulación activista. En su lugar, lo que importa es que una vida activa en hechos se alimenta de la bendición de la interioridad en Dios y la integridad de la atmósfera pura de Cristo. No hay posibilidad de avanzar en la educación de las masas ni de una renovación religiosa sin aplicar el cristianismo a cada esfera de la vida personal y pública. La eficacia práctica de los poderes espirituales más elevados debe ser probada en el mundo tal como es: el hombre debe jugar un papel creativo y formativo en el mundo, volviéndose el amo, y no el sirviente, de la caótica realidad física.

    Necesitamos una editorial que estimule a los cristianos a aceptar las tareas que hoy se requieren: oponerse a toda sed de guerra, a toda actitud de clase, a todo culto al dinero y dejar que reine el espíritu de Cristo. En consecuencia, la editorial que necesitamos debe estar atenta a todas las acciones y todos los eventos que se opongan a las fuerzas del egoísmo, el odio y la arrogancia. Una editorial que congregue cada elemento de verdad donde sea que se lo encuentre. Todo esto desde una perspectiva que mantenga la unidad de la totalidad del cosmos y de la historia del mundo.

    Está surgiendo un movimiento que da testimonio de Cristo —el Cristo que fue crucificado, resucitó y volverá— directamente en el contexto pleno de la vida, de una manera tal que las personas en la actualidad, con su natural y recién despierta conciencia social poderosa, buscan y ansían.  

    Esto hace que Neuwerk tenga una doble tarea. Por un lado, nuestra tarea se centra en la fe personal en Cristo, es decir, en la experiencia personal de fe y de acción práctica en el espíritu de Cristo. Esto implica ponernos del lado de los necesitados y trabajar por la justicia en contra de toda injusticia. Esto es, en esencia, un cristianismo a nivel personal. Desde este foco surgen textos que resaltan la fe cristiana, el amor cristiano y la obra de Dios en la iglesia cristiana.

    Por el otro lado, nuestra tarea se enfoca en la obra de Dios fuera de la iglesia cristiana, en la totalidad de su acción en la historia humana y en la creación del cosmos. En este punto, nuestra editorial halla la segunda parte de su tarea: comprender la importancia divina de los movimientos poderosos abogando por la clase obrera y por un futuro en paz, reconociendo cómo Dios está obrando hacia su objetivo principal en la realidades socialistas y pacifistas de hoy. Su objetivo es el futuro reino de paz y justicia en la tierra; esta es la esperanza del cristianismo. En vista de esta esperanza, nuestra editorial debe apoyar todo aquello que, tanto en la vida política y económica, así como en la vida espiritual de nuestra sociedad, luche por lograr los objetivos de una conciencia que pertenezca a este reino.

    25ArnoldEmbed

    Esbozo de un logo creado para Plough en 1940 por el diseñador de tipografías inglés Eric Gill Bruderhof Historical Archive

    Qué publicamos

    Entre las varias editoriales activas en nuestro país, ninguna aún ha abordado estas tareas. En contraste con muchas otras editoriales con sensibilidad social, es decisivo para nosotros que el activismo en servicio del amor y el espíritu de la comunidad obtenga su fuerza de una fuente interna. Con esto en mente, la colección Innenschau Bücherei —Visión interior— nos permite escuchar las voces de aquellas personas cuyo ojo interior ha vislumbrado la esencia de las cosas. Su afirmación de la vida está libre de una falsa limitación (y libre, también, de una sobreestimación de los modos de pensar teológicos y filosóficos); observa desde su centro interno para ver lo que Dios está haciendo y, por ende, lo que nosotros deberíamos estar haciendo. Personajes como Zinzendorf1 y Landauer,2los dos Blumhardt3 y los cuáqueros nos han guiado hacia hechos nacidos de una visión interna de la fe.

    Es decisivo para nosotros que el activismo en servicio del amor y el espíritu de la comunidad obtenga su fuerza de una fuente interna.

    Pero nuestro interés no está puesto en un alejamiento puramente contemplativo del mundo exterior y, por ese motivo, la colección Innenschau Bücherei no se sostiene por sí sola. La colección Neuwerk Bücherei —Nueva obra—, que se enfoca ampliamente en la vida económica, política y social, hoy representa el programa de nuestro movimiento. En esta serie nos ocupamos de la historia de Dios, de la acción de Dios en el contexto completo de la humanidad, con el futuro estado que Jesús traerá, con el activismo nacido de la fe.

    Luego, también desde el punto de vista de la introspección religiosa, la colección Heimatbücherei —Patria— nos permite considerar el ámbito de la naturaleza, que nos da a conocer la totalidad de la vida creada proveniente de Cristo y conducente a Cristo. En esta serie, el ojo iluminado por Dios mira la vida y la naturaleza como dadas por Dios, y reconoce allí el mejor punto de conexión para cada persona naturalmente sensible con los valores principales y más elevados. 

    Las asociaciones manifestadas en estos libros no dependen de las decisiones arbitrarias de un editor o de un grupo de autores. En lugar de eso, surgen de un movimiento creciente y en desarrollo. Este movimiento se expresa en las antologías de nuestra editorial: Der Pflug (1920) —El arado— es una colección de autores maduros, hombres y mujeres, activos en el movimiento y representantes de los más variados puntos de vista dentro de él. Die Junge Saat —Semilla nueva— está dedicada al Movimiento de Jóvenes, un movimiento que está guiado y motivado por los mismos poderes que el nuestro. En ese libro, los participantes del Movimiento de Jóvenes muestran cómo la semilla divina opera en todas partes.

    Nuestra guías

    Un movimiento está surgiendo hoy, tanto dentro de los grupos de estudiantes como entre los jóvenes de las clases obreras, que solo puede ser expresado como cristiano y social en el sentido que se emplea aquí. Este movimiento se esmera hacia lo personal y lo interno, hacia lo inmediato y lo absoluto; es intensamente consciente de la experiencia de la naturaleza y de la creciente solidaridad internacional de toda la humanidad.

    Aquí, en Alemania, varios grupos de jóvenes revolucionarios están adoptando este espíritu y muchos círculos de jóvenes cristianos que hasta ahora habían permanecido atrapados en una estrechez dogmática y política, están despertando a esta liberación profunda del alma. Mientras tanto, en el movimiento con matices románticos de la Juventud Libre Alemana y de los círculos aliados a él hay grupos pequeños y grandes que ansían una experiencia decisiva de Cristo. Del mismo modo, en el movimiento de asentamiento comunitario hay una comprensión creciente de que solo el espíritu renovador del cristianismo original puede alcanzar la forma comunitaria de vida y de educación que tantos han intentado (infructuosamente) establecer.

    Con amplitud de miras y vigorosa osadía, nuestra editorial debe navegar en la corriente  del pensamiento contemporáneo.

    La tarea de Neuwerk es permitir que todas estas variadas influencias, con la guía del Espíritu recto, hagan su obra en el pueblo de nuestra nación alemana. La misión sagrada de Alemania —ser un pueblo de espiritualidad y de acciones que surgen de esa espiritualidad— no solo pertenece a Alemania, sino que corresponde a las vocación más profunda y fundamental de toda la humanidad. Por tanto, nuestra editorial afirma que, en lo que respecta a sus objetivos y a su desarrollo, pertenece al movimiento internacional obrero cristiano [Christliche Internationale], que en muchos países alrededor del mundo busca y profesa esta nueva forma de vida guiada por la acción del amor de Dios.

    Con amplitud de miras y vigorosa osadía, nuestra editorial debe navegar en la corriente  del pensamiento contemporáneo. Su trabajo en áreas que son en apariencia neutrales desde un punto de vista religioso conducirá a nuevas relaciones que abran nuevas puertas para llevar adelante las tareas más importantes de nuestra vida.

    También es importante para nosotros que la producción de nuestros libros satisfaga los requisitos del mejor gusto artístico. Debemos evitar todo lo que sea afectado o forzado. La sencillez y la autenticidad deberían ser el sello de nuestro trabajo; aquí está el secreto de lo que es hermoso y verdadero.


    Traducción inglesa abreviada a cargo de Eileen Robertshaw y Peter Mommsen del texto de Eberhard Arnold, “Der Neuwerk Verlag(Archivo Histórico del Bruderhof, EA 20/32). Los títulos han sido agregados para mayor claridad. Esta versión española fue realizada por Claudia Amengual desde el inglés.

    Notas

    1. El conde Nicolaus Zinzendorf (1700-1760), obispo de la Hermandad de Moravia (Unitas Fratrum), fue un reformador religioso y social.
    2. Gustav Landauer (1870-1919) fue un anarquista social, pacifista y místico judío cuyo pensamiento inspiró movimientos comunitarios incluyendo el Bruderhof y los kibutz. Unos meses antes de que esta declaración fuera escrita, Landauer había sido asesinado por paramilitares de derecha.
    3. Johann Christoph Blumhardt (1805.1880), fue un pastor alemán luterano y pionero de la Teología del Reino Ahora. Su hijo, Christoph Friedrich Blumhardt (1842-1919), también fue un pastor luterano, evangelista y fundador del socialismo cristiano, movimiento al que pertenecieron Karl Barth, Eberhard Arnold y los integrantes de Neuwerk.
    Contribuido por Eberhard Arnold Eberhard Arnold

    Eberhard y su esposa Emmy estaban desilusionados por el fracaso del establecimiento - especialmente de las iglesias - para ofrecer soluciones a los problemas de la sociedad en los turbulentos años después de la Primera Guerra Mundial.

    Aprender más
    0 Comentarios