Dragonfly

“Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con toda tu mente”. Éste es el primer mandamiento. El problema es: ¿Cómo amar a Dios? Somos plenamente conscientes de la dureza de nuestros corazones y, a pesar de que todos los escritores religiosos nos digan que el sentimiento no es necesario, queremos sentir y, de ese modo, saber que amamos a Dios. “No puedes buscarle si aún no le has encontrado”, dice Pascal, y también es verdad que amas a Dios si quieres amarle. Uno de los hechos más desconcertantes de la vida espiritual es que Dios te toma la palabra. Tarde o temprano, uno tiene la oportunidad de demostrar su amor.

Fuente: ¿Cómo amar a Dios?