blue feather

Solo entre todos los filósofos y sabios Jesús afirmó como base de su enseñanza una vida eterna, la infinidad del tiempo y la imperiosa necesidad de la verdad y de la dedicación completa. Él vivió decididamente como artista. Más grande que todos los artistas, él despreció el mármol, la arcilla y la paleta, ya que obraba en la carne viva. Es decir, este artista increíble, que no puede ser comprendido por el grosero instrumento que es a nuestra mente moderna, nerviosa, desordenada, no hizo estatuas o cuadros o aun libros – lo dice él mismo – sino que creó hombres reales, vivos, inmortales.

Fuente: Jesús como artista