mushrooms3tiny

Si no introducimos las preguntas, es posible que las personas ni siquiera empiecen a considerarlas: ¿Para qué estoy aquí? ¿Para qué sirve esta vida? ¿Adónde voy? ¿Qué pasará cuando muera? Soy médica y mi oficio no es brindar respuestas de este tipo. Pero sí sé que aquellos pacientes míos que han considerado estas interrogantes, lidiado con ellas y encontrado respuestas, mueren mucho mejor. Tengo la esperanza de que este tiempo en que hemos estado lidiado intensamente con la muerte, haga que las personas reflexionen sobre estas importantes preguntas y que quieran hacer algo al respecto.

Fuente: El arte de morir