feather

Encubiertos seremos al final
por un cielo más remoto,
y lanzados a un cosmos estrellado
más profundo y más hondo.

Un día, la mente humana tan corta
habrá de girar y quebrarse,
dejando escapar a los años ruidosos
y a la infinitud, integrarse.

Más breve nos parecerá el mar
que joya hecha de lluvia;
y lo que ahora nos pasma por
su fuerza, pena o lindura

será tenue como queja de ratón
o balanceo de flor
bajo el ala racheada del cielo;
y lo que parece vigor

se deshará en polvo
sostenido en la palma;
y lo que ahora parece pasión
será calma equilibrada.

Pues, cállense y apacígüense
todos pequeños hombres,
y en el Ahora, maravíllense
por el gran Entonces.

Fuente: No One Can Stem the Tide