Beachnut

En el fondo, ¿qué quiere el Señor de nosotros?: nuestros corazones. Actuar o vivir un poco decentemente aquí y allá, sentirnos bien con nuestras virtudes y logros, andar por la vida siendo admirados, nada de esto es lo que el Señor quiere. Dios quiere tu corazón, te quiere a ti, a tu ser verdadero. Lo que importa en definitiva es que lo ames a él, que es misericordioso, y que él tenga todo tu corazón.

Fuente: Tu corazón está seguro en él