three white butterflies

Tanto un hombre como una mujer son necesarios para la creación de un nuevo hijo, y ambos son igualmente indispensables para criarlo. Esto es cierto sin importar en qué continente vivamos, o en qué siglo. Negarlo resulta ilusorio. Al construir familias y una cultura que afirma la importancia tanto de padres como de madres, les podemos dar a nuestros hijos —a todos ellos— la infancia a la que tienen derecho, que merecen y que necesitan.

Fuente: Por qué los papás son importantes