curled new fern

Es muy probable que todos estemos haciendo lo que entendemos que debemos hacer y, no obstante, los problemas siguen y siguen. Debemos recordar que cuando Jesús envió a sus discípulos en la barca; no los abandonó, ni ellos lo dejaron. Estaban haciendo exactamente lo que se les indicó. Recordemos también, que los tiempos difíciles no necesariamente significan que no estemos haciendo la voluntad de Dios ¡Llegan tiempos difíciles para todos, incluso para los discípulos!  Hay momentos en nuestras vidas en los que parece que el Señor nos ha puesto una tarea injustamente difícil. Entonces, como los discípulos en la barca, tenemos que mantenernos unidos y seguir adelante. Necesitamos clamar al buen Dios, para que él tenga la oportunidad de animarnos; y tenemos que estar abiertos a recibir su ayuda del modo que él elija, no como nosotros elegimos o esperamos.

Fuente: En medio de la tormenta