volcanicrock2

Mantos y palmas esparciendo van
El pueblo alegre de Jerusalén.
Allá en lo lejos se empezó a mirar
En un pollino al Hijo de Dios.

Mientras mil voces resuenan por doquier
Hosanna al que viene en el nombre del Señor.
Con un aliento de gran exclamación
Prorrumpen con voz triunfal:
¡Hosanna, Hosanna al Rey!

Como en la entrada de Jerusalén
Un día nosotros podremos cantar
A Jesucristo que vendrá otra vez
Para llevarnos al eterno hogar.

Mientras mil voces resuenan por doquier
Hosanna al que viene en el nombre del Señor.
Con un aliento de gran exclamación
Prorrumpen con voz triunfal:
¡Hosanna, Hosanna al Rey!