dried queen anne

Tu amor me trae gozo y alegría. Tú has visto mis tristezas, conoces mis aflicciones. Sal 31:7

Querido Padre celestial, venimos ante tu presencia en acción de gracia y regocijo de que estés con nosotros en la tierra. Aun cuando tenemos muchas penas y tentaciones y pese a que los problemas se amontonan sobre nosotros, sabemos que tú nos cuidas y que todo debe salir de acuerdo a tu voluntad. Guárdanos en la firmeza de tu amor. Ayúdanos a soportar todo lo que nos resulta difícil, porque sabemos que tu supremacía lleva todo a buen fin. Por más oscuro y más difícil que parezca, más se revelará la victoria de tu amor entre los humanos cuyas vidas están fundadas en la eternidad, cuyas vidas no pueden terminar con tristeza sino que terminarán en tu gloria. Amén.