sparrow feathers

Si no das el corazón entero a Jesús, eventualmente sufrirás confusión por lo que pasa en tu vida—especialmente si las cosas no salen bien o si tienes que sufrir. No podrás percibir a dónde Dios te dirige, y estarás tentado a murmurar y quejarte y volverte amargado. No sólo mirarás las cosas de una perspectiva humana, sino también correrás el riesgo de caer en la duda e incredulidad. Entonces toda tu bondad, todos tus esfuerzos espirituales, no contarán para nada...Dios quiere que tú regocijes en su voluntad; así que acéptala con humildad y gratitud. Cuando él posee tu corazón, él te guiará, no por las circunstancias ni por el remolino de eventos que te abruma, sino por su palabra. Sabrás cómo aceptar lo que Dios te envía porque ya no tendrás una voluntad separada de él, ni una voluntad propia.

Fuente: Da tu corazón