Plough Logo

Shopping Cart

  Ver carrito

Subtotal:

Caja
Child running toward her mother

Explicando la vida, la muerte y el sufrimiento

por Johann Christoph Arnold

Otros idiomas: Deutsch, 한국어, العربية, English

0 Comentarios
0 Comentarios
0 Comentarios
    Enviar

Porque mis pensamientos no son los de ustedes, ni sus caminos son los míos. – Isaías 55:8

Al hablar con los niños sobre el nacimiento, la muerte, y otros misterios de la existencia humana, es bueno recordar que todo lo relacionado con la vida está en manos de Dios. Los niños entienden esta verdad más fácilmente que los adultos. Sus mentes son inocentes y sus preguntas sencillas; si nuestras respuestas van más allá de lo que han preguntado, sólo los confundimos.

Todo lo que tiene vida viene de Dios y vuelve a Dios, y si realmente creemos esto, nuestros temores acerca de la muerte – y los temores de nuestros hijos – deben ser disipados. La Biblia nos dice que Dios tiene el poder sobre la muerte, y lo maravilloso que será cuando Jesús regrese – resonará la trompeta, y todos seremos vivificados aún más de lo que ahora somos.

Hablarles a los niños acerca del nacimiento no tiene por qué ser difícil. La mayoría de los niños aceptan y entienden sobre una nueva vida, diciéndoles simplemente que es un regalo de Dios, y debemos tener cuidado de no agobiarlos con más información de lo que preguntaron. Por supuesto sus preguntas cambian con la edad, y a medida que crecen, no podemos esconder los aspectos de la reproducción humana. Aún entonces, la reverencia a Dios como origen y fuente de la vida, les permitirá reconocer nuestras respuestas y respetar su propio cuerpo - y el de los demás.

A una edad muy temprana, los niños también pueden preguntarse por qué Dios permite tanto sufrimiento en el mundo – por qué permite que haya pobreza, guerra, y maldad, y por qué con frecuencia parece que el diablo es más fuerte que Dios. En algunos niños este tipo de pensamientos nunca ocurren, pero en otros pueden causar tremenda preocupación.

Cuando los niños preguntan sobre estos temas, los padres deben recordarles que a pesar del pecado, el dolor y la injusticia, Dios es todopoderoso, y que su amor reinará al final. Se les debe explicar que todo el dolor del mundo – especialmente el sufrimiento de personas inocentes – es también un dolor profundo para Dios. Ayúdales a entender que las guerras y el odio entre la gente no son culpa de Dios. Háblales a ellos de la historia de Adán y Eva, cuando cuestionaron la palabra de Dios y después lo desobedecieron al comer el fruto del árbol del conocimiento. Así es como llegó el pecado al mundo; antes de fallar el hombre, todo y todos vivían en armonía y paz. Dios quería que así fuese, y así será de nuevo cuando su Reino de paz venga a la tierra.

De esta manera los niños recibirán ayuda para entender que el sufrimiento y la muerte son parte del plan de Dios. Obviamente, no debemos asustarlos, pero que ellos entienden que van a sufrir - y morir - algún día no les hará ningún daño. De hecho, sólo si les transmitimos una fe viva, ellos lucharán para alcanzar la eternidad en el Reino de los cielos.

Para este propósito lo mejor es admitir nuestros propios miedos a los hijos y con ellos orar, al mismo tiempo resaltar la paz que encontramos cuando confiamos en Dios. De esta manera, los niños aprenderán con el ejemplo, cómo hacerle frente al sufrimiento que tendrán tarde o temprano.

También debemos estar atentos para dedicar tiempo a los niños que batallan con inseguridades. Quizá un amigo o familiar ha sido lesionado o incluso muerto, o el profesor habló de un nuevo accidente o algún desastre natural en la clase. En cualquier caso, lo que para nosotros puede parecer un pequeño incidente, puede importar mucho en la mente de un niño. Sin embargo, escuchar sus miedos, responder a sus preguntas, y orientar al niño con Dios traerá paz.

Asimismo a los niños mayores cuando tienen miedo se les puede mencionar que hay otros en peor situación que ellos. Esto les inculcará compasión. Y podemos asegurarles que Dios nunca nos agobiará con más de lo que nosotros podemos soportar.

child holding paper dolls of a family
¿Tiene usted algún comentario? Únase a la conversación. 0 Comentarios
Contribuido por Johann Christoph Arnold Johann Christoph Arnold

Artículos y libros electrónicos por Johann Christoph Arnold sobre matrimonio, discipulado, oración y la búsqueda de paz. Página de inicio oficial de Johann Christoph Arnold.

Aprender más
0 Comentarios