Plough Logo

Shopping Cart

  Ver carrito

Subtotal:

Caja
Child running toward her mother

El espíritu de los niños

por Johann Christoph Arnold

Otros idiomas: Deutsch, 한국어, العربية, English

1 Comentarios
1 Comentarios
1 Comentarios
    Enviar
  • Byron

    Este es un tesoro, sus libros han sido de mucha bendición para mi y mi familia, siga adelante hermano y Gracias

Llevaron unos niños a Jesús para que les impusiera las manos y orara por ellos, pero los discípulos reprendían a quienes los llevaban. Jesús dijo: “Dejen que los niños vengan a mí, y no se lo impidan, porque el reino de los cielos es de quienes son como ellos” (Mt. 19:13-14).

Con estas palabras, Jesús nos indica lo importante que son los niños. Así mismo, nos indica que ahora como entonces no eran apreciados. Sin embargo, su declaración de que el reino de Dios no nos pertenece y a ellos sí, es esencial. Porque existen muchos en la actualidad que no quieren escuchar este mensaje.

Muy a menudo nosotros los adultos fallamos en comprender la cercanía de los niños con Dios. Se nos olvida lo que dice Jesús, "sus ángeles en los cielos contemplan siempre el rostro de mi Padre." (Mt 18:10) "Ángel" significa "mensajero". Los ángeles guardianes son mensajeros espirituales, espíritus enviados por Dios para proteger y guiar a los niños. A diferencia de los ángeles y de los niños -que pueden percibir el corazón de Dios- nosotros los adultos no podemos ver a Dios. Sin embargo, podemos ver a los niños, y los podemos recibir en nuestros corazones. Y al recibirlos, recibimos a Jesús (Lc 9:48).

¿Cómo podemos dirigir a los niños a Jesús? En primer lugar, nosotros mismos debemos creer en Él, y con seguridad y fe dirigirnos a Él. En el Nuevo Testamento podemos leer (Lc 2: 25-38), cómo Simeón y Ana -dos personas ya viejas de edad- esperaron su vida entera por el Mesías, la "consolación de Israel". Cuando Jesús nació, le dieron la bienvenida al nuevo bebé con alegría y gratitud- y creencia. Y así, pudieron enfrentar la muerte sin temor y vivir en paz.

Como pastor, a menudo me llaman para bendecir a los recién nacidos, y esto es una de las cosas más maravillosas que yo hago. Jesús mismo dice: "El que recibe en mi nombre a un niño como éste, me recibe a mí; y él que me recibe a mí, no solamente a mí me recibe, sino también a aquel que me envió" (Mc 9:37). Esta actitud de amor y fe es justo lo que denota el espíritu de los niños.

Todos amamos a un bebé recién nacido, no obstante, incluso los bebés rápidamente ponen a prueba nuestra paciencia, y pronto pueden parecer una carga o inconvenientes. Sin embargo, no importa la cantidad de problemas que puedan traer, los niños son un regalo de Dios. Cuando logramos darles la bienvenida de esta manera, Dios ciertamente nos dará su bendición y la fuerza para criarlos. Esto debe servir de aliento a todas las familias jóvenes, y todos aquellos que están pensando formar una familia. Dios está ahí aguardando para ayudarnos principalmente cuando confrontamos adversidad, si nosotros le oramos y pedimos, y buscamos y llamamos. (Mt 7:7-11) Entonces las puertas se abrirán.

Los discípulos también querían aprender de Jesús, pero ellos no estaban preparados para presentarse como niños. Una vez rivalizaron sobre quién de ellos era el más importante, y quién sería el más influyente en el reino de Dios. En respuesta, Jesús llamó a un niño y lo puso en medio de ellos, y dijo: "El más importante en el reino de los cielos es el que se humilla y se vuelve como este niño" (Mt. 18:4).

Cualquier persona que dedica tiempo a los niños no tardará en observar su honradez -y su capacidad de amar, creer y perdonar.- Aun siendo consientes de esto, con demasiada frecuencia olvidamos que Jesús nos advierte aprender de ellos: "Les aseguro que si ustedes no cambian y se vuelven como niños, no entrarán en el reino de los cielos" (Mt. 18:3).

Por el bien de todos los niños en este mundo, deseamos que el reino de Dios llegue muy pronto, para que todos ellos puedan entrar directamente.

Child
¿Tiene usted algún comentario? Únase a la conversación. 1 Comentarios
Contribuido por Johann Christoph Arnold Johann Christoph Arnold

Artículos y libros electrónicos por Johann Christoph Arnold sobre matrimonio, discipulado, oración y la búsqueda de paz. Página de inicio oficial de Johann Christoph Arnold.

Aprender más
1 Comentarios