Plough Logo

Shopping Cart

  Ver carrito

Subtotal:

Caja
spring lambs in the grass

Cristo Resucitado

por Christoph Friedrich Blumhardt

2 Comentarios
2 Comentarios
2 Comentarios
    Enviar
  • jaime

    La muerte y resurrection de nuestroo senor Jesucristo, para mi significa que debemos, amar y glorificar su prencia en el santo reino del cielo, que ahora se encuentre junto con su padre Dios todopoderoso.

  • Jesús A. Lerzundy

    La resurrección del Señor para mi alma es fuente de visa. Bella reflexión la de este artículo que Ustedes me envían

Estos días de la semana Santa y la Pascua no basta  decir "¡Cristo ha resucitado!", sin antes haber recibido algo del cielo que nos permita decir que también hemos resucitado. Nos debería dar vergüenza proclamar una y otra vez los horribles acontecimientos de la pasión, muerte y resurrección de Cristo, cuando en nuestras vidas no existe ningún cambio positivo.

Con el paso de los siglos se ha hecho una tradición hablar de la muerte y resurrección de Cristo, sin llegar realmente a aturdirnos. Escuchamos sobre la muerte de Cristo en la cruz, y nos sentimos como aburridos, como escuchando alguna noticia —de hecho algunas noticias despiertan más nuestro interés, y sucede porque fuerzas enemigas han logrado vencer, y si deseamos desplazarles, debemos pedirle ayuda a Dios para comprender el misterio de la muerte y resurrección de Cristo; y luchar por ello. 

Para quienes estamos esperando a Cristo, su futuro no es un simple evento que vendrá, algo en la lejanía intangible. No, el futuro de Cristo es hoy, y Él nos llena de entusiasmo, alegría y gratitud, y nos ayuda a soportarlo todo con gusto; aunque no sea fácil. La finalidad es liberarnos de una vida sujeta a la muerte, y así los poderes de la resurrección desplazaran al enemigo y Cristo será realmente el Resucitado y una nueva vida llegará. Una vida diferente a lo que hemos estado construyendo: tratando de ser más que los demás, creyendo tener nueva vida, porque ahora caminamos con más decencia, vestimos algo más aceptable o porque ahora robamos menos ¡Que tonterías!  

En definitiva no se trata de mejorar.  Una nueva vida significa ver dentro de uno mismo las fuerzas de la vida, algo que puede crecer y resucitarnos: algo bendito del cielo; algo de Dios. Una nueva vida significa ya no ver más los deseos pecaminosos que nos perturban y controlan, sino ver en nosotros algo de la resurrección y vida de Cristo; que conduce a la plenitud por medio del Espíritu Santo.  

Jesús vino como enviado de Dios para triunfar sobre la muerte, con Él podemos llegar a ser hombres y mujeres completamente diferentes en lo más profundo de nuestro ser, y así poder comenzar una y otra vez una vida nueva: cada vez con más profundidad, conciencia y plenitud. Al grado de consolidar cada vez más un fundamento con Cristo como Salvador, porque si logramos alcanzar un punto de unidad con Su muerte; lograremos unidad con Su resurrección, y así confluirá una nueva y extraordinaria vida. ¡Este es el milagro del Resucitado!

Si algunas personas son incapaces de creer que Cristo resucitó de entre los muertos, esto no es algo grave, porque para ellos es algo extraordinario; tan extraordinario que no es fácil declararlo. Lo que sí es lastimoso, son las personas que declaran creer sin mostrar un solo cambio positivo en sus vidas.

Cristo resucitado surge de nuevo a la vida una y otra vez, porque el anhelo de Dios es renovar todas las cosas. Su voluntad es tanto en el cielo como en la tierra. De otra manera nunca podríamos conocer su realidad ni concebir que algo pueda cambiar. Quizá nos gustaría pensar que la vida de Cristo resucitado es algo espiritual que ningún humano es capaz de entender, pero no es así. El poder de Cristo resucitado es algo que está a nuestro alcance.

El poder que proviene de Dios está ahí, listo para transformar nuestra condición humana. Por lo tanto, no debemos centrar nuestra atención en la oscuridad, lo maligno y las imperfecciones de la tierra, ni debemos indagar sobre cómo este o aquel asunto se va o debe resolver. Todo esto no tiene nada que ver con nosotros los humanos. Nuestra atención debe concentrarse simplemente en pedirle a Jesucristo más y más de su resurrección; hasta sumergirnos en ella, de manera que; los extraordinarios poderes de lo alto —que están a nuestro alcance— se apoderen de nosotros en todo lo que hacemos. 

Easter Sunday Resurrection
¿Tiene usted algún comentario? Únase a la conversación. 2 Comentarios
Contribuido por Christoph Friedrich Blumhardt Christoph Friedrich Blumhardt

Christoph Friedrich Blumhardt (1842-1919), pastor y socialista religioso, nació en Möttlingen, Alemania. Su padre fue el pastor y ensayista Johann Christoph Blumhardt.

Aprender más
2 Comentarios