Plough Logo

Shopping Cart

  Ver carrito

Subtotal:

Caja
Child running toward her mother

Creados para el amor

What Makes Women Special

por Alice von Hildebrand

Otros idiomas: Deutsch, العربية, English

0 Comentarios
0 Comentarios
0 Comentarios
    Enviar

La Dra. Alice von Hildebrand, filósofa y teóloga católica, es viuda del filósofo alemán y honesto orador anti- nazi, Dietrich von Hildebrand. Ella enseñó filosofía en el Colegio Hunter durante treinta y siete años, hasta su retiro en 1984, y ha escrito varios libros. Nació en Bélgica y llegó a los Estados Unidos en 1940. En una entrevista de gran alcance el pasado octubre en su apartamento de Manhattan, Hildebrand de 88 años de edad, habló largo y tendido sobre temas que van desde la feminidad, el matrimonio, el celibato, hasta el destino eterno del alma humana.

Valoro mucho a las mujeres y su rol en el plan de Dios. Desde el día uno en la Biblia, la mujer es vista como ser muy, muy importante. La mujer es creada para dar, proveer, ayudar, consolar. Estamos hechos por Dios para amor y comunidad. Está todo en la Biblia.

Lee Génesis. Es tan rico, pero a menos que vayas de rodillas y medites en ello, no vas a captar su mensaje completo. Dios creó la naturaleza y los animales, y todo era hermoso y bueno. Mira los árboles, los pájaros, las flores, la salida del sol, la puesta del sol. Es tan magnífico. Pero en el sexto día Dios creó a un ser, Adán, a su imagen y semejanza. Y Adán miró a todos los animales, y encontró que ninguno valía para él. No había nadie de valor para él y su propia dignidad. Y Adán se sentía solo.

Entonces dijo Dios: "No es bueno que el hombre esté solo." Esto se debe a que estamos creados para la comunión. Como seres humanos, esa es nuestra misión en la vida. Así que Dios le dio Eva a Adán, y la hizo de él, de su costilla. ¿Y cuál es la respuesta de Adán al ver a Eva? Su respuesta es encantamiento: "Hueso de mis huesos y carne de mi carne" Personalmente, yo creo que Eva también quedó impresionado con él. Allí estaba él, fuerte y valiente, y él la protegería y sería su ayuda, él fue quien estaba hecho realmente para ella como ella fue hecha para él.

La tragedia del feminismo de hoy es que se basa en la mentira de que nosotras las mujeres estamos siendo engañadas. Se afirma que estamos abusadas, porque siempre somos nosotras quienes damos. Estamos oprimidas de alguna manera porque nunca podemos obtener mejores posiciones en el estado o en la iglesia, y así sucesivamente. Esta mentira es, para mi juicio, un cáncer de nuestra sociedad.

Pero una mentira aún más grande es la idea de que desde el principio la mujer se hizo inferior. ¡Esto es un absurdo! ¿Qué dice Adán a Eva? Él dice algo increíble. ¡Increíble! Él la llama "La madre de los vivientes." Esta es una joya. ¡La madre de los vivientes! Entre la mujer y la vida hay un vínculo tan profundo que no se pueden separar los dos. El Génesis no dice tal cosa acerca de Adán. Adán no es el padre de la vida; es Eva.

Es por esto qué el aborto es un pecado tan terrible. Por la primera vez en la historia, creemos que las mujeres y la vida se pueden separar. ¿Qué dice Cristo en el Evangelio, en referencia a Satanás? "Él fue un asesino desde el principio." Entonces tienes a Satanás - un asesino. Y tienes a Eva - la madre de la vida.

Hay un refrán español que dice que si dices una mentira pequeña te van a pillar, pero si dices una gran mentira todo el mundo va a pensar, "Oh, no es posible que eso sea una mentira." Lo que ha ocurrido hoy es que Satanás ha engañado a las mujeres con la creencia de que somos inferiores si damos a luz una nueva vida. Tenemos que cambiar pañales, tenemos que cocinar, tenemos que alimentar a nuestros hijos; cuidar de un bebé nos mantiene ocupadas veinticuatro horas al día. Así que ahora las mujeres piensan: "Si me veo obligada a la casa cuidando de mis hijos, por el amor de Dios ¡nunca voy a ser presidenta! Nunca voy a ser líder de la Cámara de Representantes. Nunca voy a ser esto o aquel." Es una gran mentira.

Supongamos que eliges una carrera en lugar de tener hijos, supón que eres la presidenta de la Cámara de Representantes. Después de algunos años termina tu mandato. Entonces ¿quién va a hablar de ti? ¿Quién te va a recordar unos años más tarde? Pero si eres una madre, siempre tendrás trabajo, y lo más importante, tendrás la alegría de criar a un niño que está creado a imagen y semejanza de Dios - a un niño que tiene un alma inmortal. ¡Piensa en esto! Para dar a un niño amor, para educarlo, para acercarlo más a Dios. El vínculo entre madre e hijo desde el momento de la concepción es muy profundo. Como mujeres, tenemos que atesorar este regalo. Pero las feministas de hoy en día lo menosprecian y dicen que no es nada.

Simone de Beauvoir, una feminista francesa existencialista del siglo pasado, afirmó: "Las mujeres no hacen nada." Eso es lo que ella escribió. "Las mujeres no hacen nada". La tragedia es que nos hemos tragado esa mentira. Queremos tener una carrera, y ser independientes. No necesitamos un marido, ya que podemos mantenernos. Al mismo tiempo, algo que es bello en la creación – que Dios creó a Eva para Adán y a Adán para Eva - está rechazado, arruinado.

¿Y cuál es el resultado? La mujer pierde su propia dignidad y su respeto por los demás. Perdemos el tiempo y nos "divertimos" con otro ser humano que, al final, a menudo despreciamos. Así que nos echamos a perder con otra persona. No hay ese dar - sólo tomamos y aparentamos. Y si no podemos aparentar satisfactoriamente, nos dejan por alguien más.

Todo esto es trágico, porque estamos creados para el amor. Cada persona tiene un alma inmortal. Cuando camino por la calle en este mundo tan triste y decadente, y me encuentro con alguien que no conozco, trato de hacer el esfuerzo de decir: "Él o ella está hecha a imagen de Dios. Tal vez está manchada, tal vez está sucia, tal vez sea lo que sea, pero la imagen todavía está allí."

Todos nosotros estamos hechos a imagen y semejanza de Dios. Y gracias a la imagen de Dios, el hombre y la mujer somos iguales. Aunque nuestros cuerpos, capacidades y temperamento sean diferentes, nos complementamos el uno al otro. Esto es lo que hace al matrimonio cristiano tan hermoso. Hombre y mujer, marido y esposa, se complementan entre sí en el amor. Es en esta unión que estamos hechos el uno para el otro porque realmente estamos hechos para amar.
Child playing
¿Tiene usted algún comentario? Únase a la conversación. 0 Comentarios
Contribuido por Alice von Hildebrand in 2012 Alice von Hildebrand

Extractos de entrevistas con la Dra. Alice von Hildebrand, filósofa y teóloga católica sobre temas que van desde la feminidad, el matrimonio, el celibato, al destino eterno del alma humana.

Aprender más
0 Comentarios