Plough Logo

Shopping Cart

  Ver carrito

Subtotal:

Caja
Morning over the bay

Sonríe Siempre

por Pete y Miriam Mathis

Otros idiomas: English

4 Comentarios
4 Comentarios
4 Comentarios
    Enviar
  • Martha Echeverri

    Pienso que es maravilloso encontrar sitios interesante sen las redes sociales. Gracias por el amor que dan a otros...........Ese fue es y sera el mensaje de Cristo Jesus: Ama a tu projimocomo a ti mismo...

  • dario

    la sonrisa es principio de salud,de buena obras por que demustras que vives en armonia con dios y todos los que te rodean,sin temor a los enemigos,

  • Doris de Nolasco

    gracis hermanos por esa paralabra de siempre sonreir quiero disfrutar lo que Dios me ha dado aunque inmerecible lo que Dios nos regala gracias a Dios y yo resumo a DIOs" EL ES FIELLLLL" y declari que sonreire siempreeee.

  • María Luisa Cruz

    Queridos hermanos de la Editorial Plough: Gracias por sus textos y poemas seleccionados. Existen muchas personas que han sobrevivido a terribles enfermedades como la lepra, porque Dios es bueno y porque Él los ha ayudado. Solamente confiando en Dios y experimentando su fidelidad podemos volver a sonreír. El Señor Jesús tiene autoridad y señorío sobre nuestras vidas, Él es mayor que cualquier enfermedad, que cualquier problema, que cualquier circunstancia. Ser hijo de Dios hace la diferencia. Saberse amados, perdonados y con derecho a la Salvación por el sacrificio de nuestro Dios, nos permite enfrentar con valentía los retos de cada día. Felicitaciones por las lecturas que nos ayudan a crecer como personas. Recordaré el consejo del poema: SONREÍR.

Durante las vacaciones navideñas visitamos Santa Isabel, una colonia de leprosos en Paraguay Oriental donde viven personas que se han curado de lepra. Estas personas son ahora mayores de edad; cuando se les dio libertad de regresar a la sociedad, se sintieron rechazados a dondequiera que fueran. Eventualmente regresaron a sus ranchitos (o a los pabellones) en donde monjas católicas los atienden con amor y cariño. Es lastimoso ver a algunos de ellos sin dedos, brazos o piernas; no obstante transmiten alegría. ¡Un reto para nosotros!

Conocimos a Tomás, de ya casi 80 años, quien llegó a Santa Isabel con su padre cuando él tenía cinco años; los dos fueron infectados por el temido mal. Su padre, un oficial del Ejército de Salvación, continuó su trabajo valientemente, difundiendo las buenas noticias de Jesucristo, aunque su campo misionero se limitó a aquellos dentro de la colonia. En el corredor del pabellón donde vive Tomás vimos este poema en el pared, que llegó a nuestros corazones.

El poema y la alegría que nos contagiaron fueron tan buenos como para no compartirlos, así que aquí están para ti.


Sonríe siempre...a poem from the Santa Isabel Leper colony

A LOS NIÑOS
en homenaje
a su inocencia...

A LOS DEBILES
para darles coraje...

A LOS ENFERMOS

para calmar su dolor...

A LOS TRISTES
para contagiarles
tu alegría...

A LOS ARMARGADOS
para endulzarles
sus días...

A LOS EGOISTAS
para enseñarles a dar...

A TODOS,
porque una sonrisa
no cuesta nada
y sin embargo
lo puede todo...

Hermana Cecilia Prezioso HSP

Tomas
¿Tiene usted algún comentario? Únase a la conversación. 4 Comentarios
4 Comentarios