Plough Logo

Shopping Cart

  Ver carrito

Subtotal:

Caja
blue paint strokes

Puertas al Banquete – Parte II

por Jörg Zink

Otros idiomas: English

0 Comentarios
0 Comentarios
0 Comentarios
    Enviar

El Adviento lleva a un cumpleaños. En Navidad celebramos a él, quien dijo que vino para librar a los oprimidos y presos, para curar corazones dolientes, y estar al lado de los olvidados: Jesucristo. Él nos muestra que Dios no está en algún sitio lejos, sino cerca de nosotros, como una persona que nos ha venido a visitar. Como un hermano que vive y sufre con nosotros. Como quien nos ama.

Este alguien nos está acercando – y acercándose a ti también. Él caminará a tu lado, no importa cuán difícil sea tu camino, no importa cuán oscuro ni largo. Te indicará tu destinación – grande y bonita. Y cuando llegues a ella, podrás decir: ahora todo está bien, todo tenía su propósito.

Recuerda esto, aun cuando todos alrededor de ti dicen que las cosas sólo andan empeorándose; que las catástrofes venideras no se pueden evitar. A esto puedes responder: No, no son la realidad final. Afortunadamente, tenemos un futuro ante nosotros que no se puede manipular y que no depende de la estupidez humana.

Para nosotros, cada nuevo día es una puerta por la cual podemos entrar, expectantes, confidentes y pacientes. Para nosotros, el futuro será más iluminado que lo que podríamos imaginar. El Dios que hemos llegado a conocer por medio de Jesucristo nos está acercando al encuentro, y nuestro camino hacia él conduce hacia la luz.


abstract paint of a helping handLo clave es esto: ¿Estamos preparados para andar este camino? Necesitamos entender, nosotros humanos modernos, que no son importantes nuestras metas y éxitos sino el camino mismo, y cómo lo atravesamos. Que la vida es el camino mismo.

Este camino tiene belleza que aumenta mientras pasa el tiempo. Su fuente es la fuerza del amor, aunque también aumenta con la sabiduría que ganamos en el camino, y por medio de los sacrificios que estamos dispuestos a hacer.

Mientras andamos, llegaremos a entender que Dios no está escondiéndose al otro lado del mundo, ni flotando en alguna parte más allá de las estrellas, sino que él nos está acercando, paso a paso. Llegaremos a saber que estamos, de hecho, en los brazos de Dios, y que él está dentro de nosotros. Que sólo necesitamos sumergirnos en su cercanía – emerger de nuestra abstracción y distracción, componernos, y entregarnos a él. Y echarnos en él así como en una gran mano. Llegaremos a ver que todo está bien.

Todo esto lo podemos contemplar durante las cuatro semanas del Adviento, mientras entramos en el silencio; sin el cual nada puede tomar lugar. Porque todo esto es  lo único que realmente importa en nuestras vidas.


Traducido de Jörg Zink, Türen zum Fest. Verlag am Eschbach, 2010. Usado con permiso.

Vitrales por Valentin Feuerstein, 1917 – 1999. Copyright 2010 Verlag am Eschbach. Usados con permiso.


Parte I

Parte III

Parte IV

abstract painting of searching eyes by Jorg Zink
¿Tiene usted algún comentario? Únase a la conversación. 0 Comentarios
0 Comentarios