yellow flowering weed

He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está reservada la corona de justicia, que en aquel día me dará el Señor, el juez justo; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida. – 2 Tm 4:7-8

Padre celestial, te damos gracias por preocuparte de nosotros y por unirnos a ti a través de todos tus actos y toda tu ayuda. Te damos gracias por mostrarnos un camino de esperanza, un camino que siempre se hace más claro y siempre más firme bajo nuestros pies. En este camino podemos desafiar todos los males que hay en el mundo en este tiempo, teniendo la seguridad que todo saldrá bien y que todos seremos guiados al gran y eterno final, aun cuando tenemos que negarnos a nosotros mismos y a travesar por mucho sufrimiento. Tu reino debe llegar para la gloria de tu nombre, de modo que todos los hombres vivan en un plano superior y te sigan a ti que eres la única vida y ayuda verdadera. Amén.