yellow fall leaves

Te alabaré de todo corazón, y ante todos los dioses te cantaré salmos. De rodillas, y en dirección a tu santo templo, alabaré tu nombre por tu misericordia y fidelidad, por la grandeza de tu nombre y porque tu palabra está por encima de todo. – Sal 138:1-2

Querido Padre celestial, te damos gracias por tu misericordia, por tu gran bondad y poder, que nos has revelado a través de los siglos y actualmente. Vivimos por tu revelación, Señor Dios Todopoderoso, tú que reinas en el cielo y realizas maravillas en la tierra haces que el cielo nos bendiga y ayude en nuestra peregrinación terrenal. Haz que tu bondad y tu justicia puedan ser reveladas en el mundo entero. Ven, oh Señor y Dios nuestro, danos tu luz a quienes creemos en ti y sé la luz de todo el mundo. Gloria a ti, porque verdaderamente eres tú nuestro Padre en el cielo y en la tierra, y tú le das seguridad a nuestra vida ahora y siempre. Amén.