yellow and orange bittersweet

En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y en voz alta dijo: "Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. Del interior del que cree en mí, correrán ríos de agua viva, como dice la Escritura". – Jn 7:37-38

Querido Padre celestial, te damos gracias por enviar poderes de lo alto a nuestras vidas aquí en la tierra. Te damos las gracias por irradiarnos una naturaleza superior con la cual podemos vivir para los demás porque nosotros estamos viviendo de lo que recibimos de ti. Que seamos como niños, sencillos y confiables. Muéstrale el camino al Salvador, a todo aquel que se desespera de sí mismo, para que pueda encontrar seguridad. Muéstranos el camino a la confianza en ti, confianza para nosotros mismos y todos los humanos, porque tu voluntad es que todos reciban ayuda. Amén.