red and green virginia creeper

Cuando hayan pasado esos días, el pacto que haré con la casa de Israel será el siguiente: Pondré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón. Y yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo. Nadie volverá a enseñar a su prójimo ni a su hermano, ni le dirá: "Conoce al Señor", porque todos ellos, desde el más pequeño hasta el más grande, me conocerán. Y yo perdonaré su maldad, y no volveré a acordarme de su pecado. Palabra del Señor. – Jer 31:33-34

Señor y Dios nuestro, estamos esperanzados en ti. Algo que nunca deja nuestros corazones es la promesa de que tú serás nuestro Dios en Jesucristo. Esto continúa firme y deseamos perseverar así con seguridad y confianza. Tu Palabra permanece infalible y todas tus obras nos guían hacia el gran y maravilloso momento cuando tú seas glorificado, cuando por fin nuestros corazones sean libres al reconocerte. Nosotros poder ser librados de nuestras propias acciones, libres de todos nuestros miedos e indecisiones, libres de todo sufrimiento y angustia, porque sabemos que tú, oh Dios, eres nuestro Padre. Amén.