Por eso, queridos hermanos, ya que ustedes saben de antemano estas cosas, cuídense, para que no sean arrastrados por los engaños de los malvados ni caigan de su firme posición. Pero conozcan mejor a nuestro Señor y Salvador Jesucristo y crezcan en su amor. ¡Gloria a él ahora y para siempre! Amén. – 2 Pedro 3:17-18

Señor, Dios nuestro, te damos gracias por darnos gran fortaleza en Jesús, el único Señor, con quien podemos oponernos a toda rabia, odio, anarquía y crueldad que hay en el mundo, y no importa lo que venga, queremos mantener en alto el estandarte de Jesucristo . En él deseamos esperar el momento cuando tus hechos maravillosos establezcan totalmente tu reino en todas las naciones de la tierra. Tú eres nuestro Dios y nuestro Padre. Protégenos y da luz a nuestros corazones para tener siempre alegría y esperanza en ti toda la eternidad. Amén.