Yo no voy a seguir en el mundo, pero ellos sí van a seguir en el mundo, mientras que yo me voy para estar contigo. Padre santo, cuídalos con el poder de tu nombre, el nombre que me has dado, para que estén completamente unidos, como tú y yo. Jn 17:11

Señor Jesucristo, Salvador nuestro, permanece a nuestro lado y protégenos cada día en la tierra. Danos entendimiento del honor perteneciente a Dios. Ayúdanos a ver que tú eres enviado para que un día cielo y tierra se humillen ante la voluntad suprema de Dios. Asístenos al escuchar, entender y aceptar tu Palabra. Permanece con nosotros toda la vida, muy especialmente en el sufrimiento y a la hora de nuestra muerte. Que tu gracia esté con nosotros. Ayúdanos a estar siempre arraigados con firmeza a la voluntad de nuestro Dios y Padre celestial. Amén.