Les aseguro que el que cree en mí hará también las obras que yo hago; y hará otras todavía más grandes, porque yo voy a donde está el Padre. Jn 14:12

Señor y Dios nuestro, a ti llamamos, “Abba”; ¡Padre querido! Porque tu Espíritu nos lleva al Salvador, que es Cristo Jesús y a su Evangelio. Te llamamos a ti porque nosotros pertenecemos a tu reino. Danos fuerza para permanecer firmes durante todos los problemas de nuestra vida. Que tu ayuda permanezca con nosotros y con las naciones en guerra. Tu justicia dirige y tu poder se realiza con amor de tu corazón. Pronto llegará el momento cuando tú harás que todo se cumpla y darás paz a la tierra. Alabamos tu nombre con expectación, porque tú traerás este momento y lo traerás pronto. Porque tu reino debe llegar, tu voluntad se debe hacer tanto en la tierra como en el cielo, y todo debe suceder de acuerdo a tu propósito. Amén.