orange leaves

Por lo tanto, manténganse ustedes despiertos y vigilantes, porque no saben cuándo llegará el momento. Deben hacer como en el caso de un hombre que, estando a punto de irse a otro país, encargó a sus criados que le cuidaran la casa. A cada cual le dejó un trabajo, y ordenó al portero que vigilara. Manténganse ustedes despiertos, porque no saben cuándo va a llegar el señor de la casa, si al anochecer, a la medianoche, al canto del gallo o a la mañana; no sea que venga de repente y los encuentre durmiendo. Lo que les digo a ustedes se lo digo a todos: ¡Manténganse despiertos! Mr 13:33-37

Señor Jesús, Salvador nuestro, alzamos la mirada al cielo, pues tú llegarás del cielo con gloria del Padre. Permanecemos fieles a nuestro llamado, velando y orando cada día y cada hora, esperando por ti, quien traerá orden a todo el mundo. Bendícenos y bendice nuestro país. Danos alegría al ver tu obra para la salvación de las naciones a través de tus servidores. Bendícenos y permanece con nosotros. Que tu Palabra viva ocupe nuestros corazones para que cada día, cada festividad, y todos los días desde hoy en adelante sean días de alegría. Protégenos. Bendícenos. ¡Alabado sea tu nombre en nuestros corazones! Amén.