Que la salvación sea el casco que proteja su cabeza, y que la palabra de Dios sea la espada que les da el Espíritu Santo. No dejen ustedes de orar: rueguen y pidan a Dios siempre, guiados por el Espíritu. Manténganse alerta, sin desanimarse, y oren por todo el pueblo santo. Efesios 6:17-18

Señor Dios, cuyo poder está en todo, poder que cubre cielo y tierra, queremos encontrar fuerza en ti, pues tú nos has dado miles de pruebas que estás con nosotros, ayudándonos en todo lo que ocurre. Y cuando nos encontramos con dificultades, más aún queremos encontrar fuerza en ti, encontrar aún más esperanza en ti y confiar en tu victoria. Deja que brille tu luz en todo lo que existe, vivo y muerto. Porque tuyo es el reino, tuyo el poder y la gloria por los siglos de los siglos. Amén.