Señor, fuerza y protección mía, mi refugio en el momento de peligro; a ti vendrán las naciones desde el extremo de la tierra, y te dirán: Sólo dioses falsos, inútiles y sin poder recibieron nuestros padres como herencia. Jr 16:19s

Señor, Dios nuestro, venimos a ti agobiados y arrastrados por todo tipo de necesidad y opresión, sin embrago, tú traerás luz en cada situación; en tu gran bondad y fidelidad tú nos seguirás ayudando. Nosotros venimos a ti porque tú nos ayudas. Queremos obtener fuerza de tu Palabra para poder permanecer firmes en estos tiempos, esperando por tu ayuda, encontrando certeza y alegría en nuestra esperanza. Porque tu reino viene y tu voluntad se está realizando en cielo y tierra. Amén.