Que el mensaje de Cristo permanezca siempre en ustedes con todas sus riquezas. Instrúyanse y amonéstense unos a otros con toda sabiduría. Con corazón agradecido canten a Dios salmos, himnos y cantos espirituales. Col 3:16

Querido Padre celestial, te buscamos a ti y a tu reino. Nos reunimos para escuchar tu Palabra y así fortalecer nuestras vidas y nuestra relación con los demás. Queremos mantener firme la creencia de que en todo lo que existe por pequeño o grande que sea, se está realizando tu voluntad y que todavía podemos experimentar una nueva aparición de tu gloria en la tierra. Así, entonces las preocupaciones terrenales ya no nos atormentarán ni nos dejarán rendidos, todo será nuevo y las cosas celestiales nos rodearán, conforme a tu buena, misericordiosa y perfecta voluntad. Amén.