white primroses

Dios es nuestro refugio y nuestra fuerza; nuestra ayuda en momentos de angustia. ¡El Señor todopoderoso está con nosotros! ¡El Dios de Jacob es nuestro refugio! Salmos 46:1, 7

Señor, Dios Altísimo de cielo y tierra, permítenos venir a ti como tus niños. Porque tú nos has escogido por medio del evangelio, y Jesucristo nos ha conseguido la misericordia para que en ti tengamos refugio en tiempos trastornados y malos. Nos dirigimos a tu Palabra, Señor Dios, regocijándonos que una y otra vez vuelva a tu Palabra toda la cristiandad. Fortalece a todos quienes sirven a tu Palabra, quienes miran a ti y a la gracia de Cristo Jesús. Que en todas partes tengamos esperanza y alegría en la redención que tú traerás a toda situación, hasta en la práctica vida diaria. Concede que por esta redención la tierra proclame la alabanza y el honor de tu nombre; que venga tu reino y se haga tu voluntad en la tierra así como en el cielo. Amén.