purple pulmonaria flowers

Por eso, guarden ustedes en su corazón el mensaje que oyeron desde el principio; y si lo que oyeron desde el principio queda en su corazón, también ustedes permanecerán unidos con el Hijo y con el Padre. Esto es precisamente lo que nos ha prometido Jesucristo: la vida eterna. 1 Juan 2:24–25

Dios nuestro Señor, deseamos encontrar alegría en ti y en todas tus promesas a los humanos en la tierra. Porque tú has prometido que en medio de todo dolor y tristeza, tú preparas en los corazones humanos lo que a ti te agrada y sirve para tu honor. Que experimentemos en nuestras vidas el cumplimiento de muchas promesas tuyas, para que una y otra vez podamos continuar con alegría, superando los tiempos y las situaciones difíciles. Ten piedad de nosotros y protégenos con tu poder. Amén.