0522

Yo hablaré de ti a mis hermanos, te alabaré en sus reuniones. Salmos 22:22

Señor nuestro, Dios y Padre todopoderoso que estás en los cielos, venimos ante ti como tus niños a quienes tú quieres proteger en medio de la necesidad de nuestra época, en medio de todo pecado y muerte. Te alabamos por darnos tanta paz en una época llena de problemas, y por otorgarnos la certeza de tu ayuda. Aun cuando sufrimos, no nos queremos quedar en la oscuridad del sufrimiento, sino levantarnos para alabarte y glorificarte. Porque se acerca tu reino; ya está por llegar. Tu reino nos consuela y ayuda e indica el camino para todo el mundo, para que se haga tu voluntad en la tierra así como en el cielo. Amén.