buttercups

Puesto que Dios ya nos ha hecho justos gracias a la fe, tenemos paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo. Pues por Cristo hemos podido acercarnos a Dios por medio de la fe, para gozar de su favor, y estamos firmes, y nos gloriamos con la esperanza de tener parte en la gloria de Dios. Romanos 5:1–2

Dios nuestro Señor, todopoderoso y santo, cuya gloria brilla en la tierra para permitirnos encontrar alegría en ti y vivir regocijándonos en tu cariñosa bondad, extiende tus manos para bendecir a todos los hombres. Bendice a los alegres y tristes, a los valientes y débiles. Cuídalos en tu amor, en la gran gracia que tú has dado por medio de Cristo Jesús, confirmado en nosotros por el Espíritu Santo. No dejes que nosotros los hombres permanezcamos degradados e inútiles. Eleva nuestro corazón más allá de lo transitorio, porque tú nos has dado algo eterno para guiar nuestras vidas. Ayúdanos cada día para podernos alcanzar la meta que tú has fijado para nosotros, para muchos más, y finalmente para todos los pueblos de la tierra. Amén.