forget me nots

Porque el mismo Dios que mandó que la luz brotara de la oscuridad, es el que ha hecho brotar su luz en nuestro corazón, para que podamos iluminar a otros, dándoles a conocer la gloria de Dios que brilla en la cara de Jesucristo. 2 Corintios 4:6

Dios nuestro Señor, cuya luz brilla en la oscuridad e ilumina nuestro corazón, gracias por toda la bondad que nos permites experimentar. Queremos ver claramente tu bondad y tener confianza en ella, no importa cuán oscuro y preocupante sea alrededor de nosotros. Queremos mantenernos fieles y llenos de confianza, mirando lo que tú has sembrado en nuestro corazón, para lograr a conocerte. Permanece con nosotros con tu Espíritu. Guíanos cada vez más a darnos cuenta que somos hechos para honor a ti. Amén.