lily of the valley

Jesús le contestó: —El que me ama, hace caso de mi palabra; y mi Padre lo amará, y mi Padre y yo vendremos a vivir con él. Juan 14:23

Dios nuestro Señor, gracias por permitirnos ser niños de tu Espíritu. Te damos gracias porque por medio de tu llamada, nosotros recibimos regalos eternos que nos dan la fuerza para mantenernos firmes aun cuando nos agobian muchas cargas y tristezas. Porque tú eres nuestra vida, y en medio de toda oscuridad, también en la muerte, tú nos das luz, fuerza y esperanza alegre. Que se mantengan vivas en nosotros. Que una luz aun más brillante ilumine todo lo que tú le has dado a nuestro corazón, y todo lo que nos dirige a ti diariamente. Amén.