yellow aconite flower

Pero si vivimos en la luz, así como Dios está en la luz, entonces hay unión entre nosotros, y la sangre de su Hijo Jesús nos limpia de todo pecado. 1 Jn 1:7

Querido Padre celestial, como hijos tuyos te damos gracias por conducirnos de manera tan hermosa en comunión contigo, en medio de un mundo lleno de agitación, miseria y pecado. Porque conoces a tus hijos y tú los guías en comunión contigo. Tú los consuelas, les das fuerza en la fe y confianza de tu soberanía y reinado, que prevalecerán sobre toda maldad y muerte que aún parece controlar a la humanidad; sin embargo, tu dominio comprende más allá, mucho más allá. Tu amor nos guardará, y por el bien de quienes confían en ti, enviarás tu gracia y ayuda al mundo entero. Amén.