purple flowering weed

Nos había destinado a ser adoptados como hijos suyos por medio de Jesucristo, hacia el cual nos ordenó, según la determinación bondadosa de su voluntad. Esto lo hizo para que alabemos siempre a Dios por su gloriosa bondad, con la cual nos bendijo mediante su amado Hijo. Ef 1:5-6

Querido Padre celestial, concédenos llegar a ti como hijos tuyos. Que estemos en tu Espíritu, que nazca en nosotros algo de confianza y perseverancia para nuestra vida en la tierra. Que siempre seamos fieles y llenos de esperanza, trabajando y luchando no sólo por lo mundano; pero más, por las obras que nos has encargado para tu reino y su justicia. Haz que nueva luz brille una y otra vez entre los humanos. Permite que muchos entiendan tu voz cuando les hablas, y así obtengan valentía. Haz que tu voz sea escuchada, y así la grandeza del Evangelio que nos hace hijos tuyos, sea proclamada a personas de todos los círculos. Amén.