aconite flower

Prueben, y vean que el Señor es bueno. ¡Feliz el hombre que en él confía! Sal 34:8

Querido Padre Celestial, con agradecimiento venimos a ti, porque una y otra vez tú nos ayudas. Una y otra vez tu luz brilla sobre nosotros y nos llena de felicidad y sabemos que nuestras vidas están en tu poder. Danos tu protección en este mundo, que es tan necesaria. Que la luz de vida verdadera brille con más y más intensidad, que alabemos tu nombre con todo nuestro corazón. Oh Dios, permanece con nosotros y con tu Espíritu conforta nuestros corazones. Amén.