0320

Entonces oí una fuerte voz en el cielo, que decía: Ya llegó la salvación, el poder y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Mesías; porque ha sido expulsado el acusador de nuestros hermanos, el que día y noche los acusaba delante de nuestro Dios. Nuestros hermanos lo han vencido con la sangre derramada del Cordero y con el mensaje que ellos proclamaron; no tuvieron miedo de perder la vida, sino que estuvieron dispuestos a morir. Ap 12:10-11

Señor y Dios nuestro, en alabanza y agradecimiento miramos por tu reino venidero y el reinado de Jesucristo. Nos alegra que tú lo hayas hecho Señor del cielo y de la tierra; donde él conseguirá la victoria para la humanidad entera. Los humanos se arrepentirán y se amarán unos a otros y encontrarán paz cuando todo se haya hecho conforme a tu voluntad. Porque llegará el día cuando tu voluntad se hará en cielo, tierra y todas partes. Por medio de tu Espíritu continúa con nosotros para vivir firmes como hijos tuyos hasta que llegue el día en que gloriaremos: ¡Por encima de toda aflicción y dificultad! ¡Por encima del mal y la muerte! ¡Padre celestial a tu lado estamos! Alabado sea tu nombre hoy, mientras que aún seguimos gimiendo. Gloria a tu reino. Gloria a Jesucristo nuestro Salvador, a quien tú nos has dado. Amén.