pink roses

En cuanto a mí, te cantaré por la mañana; anunciaré a voz en cuello tu amor y tu poder. Pues tú has sido mi protección, mi refugio en momentos de angustia. A ti cantaré himnos, Dios mío, pues tú eres mi fortaleza y protección; ¡tú eres el Dios que me ama! Salmos 59:16–17

Señor Dios, glorificamos tu nombre. ¡Cuánto deseamos que nuestras voces pudieran resonar por todo el mundo, proclamando las grandes proezas que tú has hecho para nosotros, alabándote porque podemos acercarnos a ti, adorarte, honrarte y agradecerte toda tu bondad en Jesucristo! Defiende a todos tus niños para que se aferren a la fe y permanezcan fieles al mensaje del evangelio. Queremos alabarte y darte gracias por todo lo que tú has hecho hoy, y por tu obra en muchos corazones que nosotros aún no conocemos. Tu Espíritu reina y llama a mucha gente para conducirla a ti, el Padre que estás en los cielos. Cuídanos y bendícenos continuamente. Ayuda a quienes somos parte de tu pueblo, y protégenos durante la noche. Amén.