pink verbena

La creación espera con gran impaciencia el momento en que se manifieste claramente que somos hijos de Dios. Porque la creación perdió su verdadera finalidad, no por su propia voluntad, sino porque Dios así lo había dispuesto; pero le quedaba siempre la esperanza de ser liberada de la esclavitud y la destrucción, para alcanzar la gloriosa libertad de los hijos de Dios. Romans 8:19–21

Señor Dios, te damos gracias por todo lo que tú revelas en la creación para que nuestras vidas se hagan más fructíferas. Revela tu sabiduría y poder entre la gente en todas partes, para que la muerte y destrucción no dominen, sino que venza tu voluntad, tu amor y tu misericordia. Que nuestra era aprenda que el poder es tuyo y no de los hombres, y que al final tú cumplirás todas tus buenas promesas. Llegará tu día de justicia y santidad y tu gran misericordia removerá toda angustia. Cuídanos así como tú lo has hecho hasta ahora, y protégenos esta noche. Te pedimos estar presente y hacer tu voluntad en cada adversidad. Que se haga tu voluntad en la tierra, así como en el cielo. Amén.