purple flowers

Sobre todo revístanse de amor, que es el lazo de la perfecta unión. Y que la paz de Cristo reine en sus corazones, porque con este propósito los llamó Dios a formar un solo cuerpo. Y sean agradecidos. Colosenses 3:14–l5

Dios nuestro Señor, danos la paz en nuestro corazón. Déjanos ser tus hijos, acreditados para servirte en verdadera paz por medio del perdón de los pecados. Considera el mundo y su pecado, para que llegue algo nuevo a todos aquellos que son profundamente infelices, gimiendo por la angustia de sus vidas. Grande es tu misericordia e ilimitada tu compasión. En nombre de Cristo Jesús, tú darás al mundo la salvación prometida. Tú traerás el gran día de Jesucristo el Salvador, quien derramó su sangre por nosotros. Él puede venir hoy a quienes experimentan necesitad y pena, llevando Su paz y poder en sus corazones, de manera que hasta la muerte tenga vida y todo sirva para tu alabanza y gloria, Señor Dios y Padre nuestro en los cielos. Bendícenos y bendice a nuestra nación. Que una vida del cielo crezca en aquellos que te entienden, quienes serán tu pueblo. Que se haga tu voluntad, Señor Dios, hasta que venga tu reino en su plenitud y todo el mundo reconozca que Jesucristo es el Señor, para gloria tuya, Oh Dios nuestro Padre. Amén.