red azalea flower

Cuando él venga, mostrará claramente a la gente del mundo quién es pecador, quién es inocente, y quién recibe el juicio de Dios. Quién es pecador: el que no cree en mí; quién es inocente: yo, que voy al Padre, y ustedes ya no me verán; quién recibe el juicio de Dios: el que gobierna este mundo, que ya ha sido condenado. Juan 16:8–11

Dios nuestro Señor, gracias por renovar continuamente tu Espíritu en nosotros a lo largo de nuestras vidas. Gracias, porque tu Espíritu nos da la fuerza para entender a Jesucristo y seguirlo todos nuestros días aquí en la tierra. Bendícenos y permite que la revelación de tu Espíritu venga al mundo, a la gente de todas las naciones, un nuevo derrame del Espíritu en cada corazón. Pero todavía debe haber castigo por los pecados. Por el bien de la justicia, el mundo debe sufrir castigo por medio de un juicio. Porque tú, Dios Todopoderoso, eres el Señor, y ni siquiera Satanás, príncipe de esta tierra, puede actuar en contra de tu voluntad. Tú llevarás a cabo tu voluntad por medio del Espíritu Santo. Nuestro deber es simplemente seguir a Jesús todos los días. Este don inestimable de seguir al Señor Jesús será nuestra alegría. Alabado sea tu nombre porque diariamente lo tenemos a él y en los evangelios su ejemplo. Te alabamos cada día, porque aun en medio de gran angustia, podemos seguirle a él jubilosos, con la ayuda del Espíritu Santo. Amén.