blue violets

Por esta razón me pongo de rodillas delante del Padre, de quien recibe su nombre toda familia, tanto en el cielo como en la tierra. Pido al Padre que de su gloriosa riqueza les dé a ustedes, interiormente, poder y fuerza por medio del Espíritu de Dios, que Cristo viva en sus corazones por la fe. Efesios 3:14–17a

Dios nuestro Señor, tú eres nuestro Padre, y los humanos sabemos que el fondo de nuestro corazón te pertenece. Mantennos firmes por medio de tu Espíritu, te lo pedimos, para no vivir al nivel de nuestra naturaleza pecaminosa sino continuar firmes en el llamado que tú nos has dado, el gran llamado a lo que es eterno. Que todas nuestras experiencias trabajen dentro de nosotros para el bien, trayéndonos la alegre certeza de que tú nos gobiernas con tu Espíritu y que avanzas el bien en todas partes del mundo y sensibilizas a más y más gente a lo que es bueno, correcto y perfecto. Amén.