wild pink roses

Yo, el Señor, lo afirmo: En aquel tiempo yo responderé al cielo, y el cielo responderá a la tierra; la tierra responderá al trigo, al vino y al aceite, y ellos responderán a Jezreel. Plantaré a mi pueblo en la tierra exclusivamente para mí; tendré compasión de Lo-ruhama, y a Lo-amí le diré: “Tú eres mi ueblo”, y él me dirá: “¡Tú eres mi Dios!”» Oseas 2:21–23

Dios nuestro Señor, enciende luz verdadera en nuestro corazón y mente, para poder reconocer lo que somos y poder ser libres de todo lo falso y deshonesto. Que esta luz de rectitud y juicio, se extienda por todas las naciones hasta que nadie use palabras vacías cuando habla de ‘misericordia’ y ‘verdad’. Haz que tu misericordia y tu verdad encuentren buen suelo y den fruto. Y permite que encontremos el suelo preparado por ti, porque tú nos juzgas y corriges lo que es malo en nuestra vida terrenal. Gracias porque aun siendo dolorosas muchas de nuestras experiencias, todavía podemos decir: "Sobre cuánta necesidad no ha extendido sus alas para protegernos nuestro Dios misericordioso".* Amén. *Basado en un himno alemán conocido.