birch bark and light green fern

Y ya no soy yo quien vive, sino que es Cristo quien vive en mí. Y la vida que ahora vivo en el cuerpo, la vivo por mi fe en el Hijo de Dios, que me amó y se entregó a la muerte por mí. Gálatas 2:20

Dios Todopoderoso, guárdanos y guíanos plenamente en la vida de Jesucristo. Que Jesucristo tu hijo se revele viva y verdaderamente dentro de nosotros y nos llenemos de alegría porque pertenecemos al reino de los cielos y podemos vivir cada día con fe en él. Te damos gracias por todo lo que tú nos has permitido experimentar. Te damos gracias de todo corazón porque en tu gran compasión tú nos has colmado con tanto bien, a nosotros que todavía no tenemos una fe perfecta. Mantén luz en nuestro corazón, te lo pedimos. Mantennos pacientes y dedicados, así entonces más y más se pueda hacer entre nosotros simples niños humanos, para la gloria de tu nombre. Amén.