red geranium petals

Vengan, adoremos de rodillas; arrodillémonos delante del Señor, pues él nos hizo. Él es nuestro Dios, y nosotros su pueblo; somos ovejas de sus prados. Escuchen hoy lo que él les dice. Salmos 95:6–7

Dios nuestro Señor, aumenta en nosotros todo lo eterno que viene de ti, todo lo bueno, correcto y genuino. Que esto dé forma a nuestra vida práctica y nos ayude a triunfar sobre la necesidad y la muerte. Ayúdanos a esperar tranquilos, aun cuando no sabemos la respuesta a nuestras preguntas, porque tenemos certeza de que el resultado será bueno y dará vida, para la gloria de tu nombre y Espíritu. Nosotros nos entregamos a ti. Permanece con nosotros para que nuestras vidas puedan recibir tu llamado. Permanece con nosotros, para que en todo nuestro trabajo y actividad sintamos tu Espíritu; guiándonos y trabajando en nuestro corazón. Amén.