peacock feathers

Aquí está mi siervo, a quien sostengo, mi elegido, en quien me deleito. He puesto en él mi espíritu para que traiga la justicia a todas las naciones. Is 42:1

Querido Padre celestial, concédenos permanecer en tu gracia. Haz que por medio de tu Palabra, la luz de tu gracia esté con nosotros. Consérvanos firmes en la fe hasta que tu promesa de redención llegue a todas las naciones del mundo. A menudo estamos ansiosos y nos preguntamos si la gente podrá mantenerse firme. ¿Aprenderán a escuchar tu Palabra? ¿Permanecerán firmes cuando lleguen tiempos difíciles? ¿Tornaran sólo a ti, a ti quien conoce la hora y designa el momento en que veremos el día prometido? Que el poder de tu amor y gracia prevalezca sobre el mundo entero. Tú eres el único poder que puede ayudarnos a salir de nuestra gran aflicción, tú nuestro único Señor. Amen.