leaf and sprout

Él da fuerzas al cansado, y al débil le aumenta su vigor. Hasta los jóvenes pueden cansarse y fatigarse, hasta los más fuertes llegan a caer, pero los que confían en el Señor tendrán siempre nuevas fuerzas y podrán volar como las águilas; podrán correr sin cansarse y caminar sin fatigarse. Is 40:29-31

Señor, Dios nuestro y Padre amoroso, gracias por todo lo que de ti recibe nuestro corazón y espíritu. Gracias por la comunidad que tú nos das, fortaleciéndonos para confrontar la vida, incluso durante el duro trabajo, las dificultades y privaciones. Haz que tu poder fluya para darnos fuerza y valentía, y así verte y reconocerte con más claridad en tus hechos. No nos dejes desmayar ni cansarnos, no importa lo que tengamos que sufrir. Concede que tu Espíritu ingrese con mayor profundidad para traer paz a nosotros y a quienes nos rodean, y por fin traer la bendición a todos los pueblos de la tierra. Amén.