tulips sprouting through snow

Acepta todo lo que te venga, y sé paciente si la vida te trae sufrimientos. Porque el valor del oro se prueba en el fuego, y el valor de los hombres en el horno del sufrimiento. Eclesiástico 2:4-5

Señor y Dios nuestro, gracias por ayudarnos una y otra vez. ¡Alabado sea tu nombre por todo lo que haces por nosotros y por toda tu ayuda en los muchos peligros y dificultades! Confiamos plenamente y tenemos fe en ti por medio del Salvador Jesucristo. Él revela tu gracia en todas partes, en cada dificultad, dándonos valentía y libertad para mirar hacia tu reino. Ayúdanos a permanecer valientes cuando tenemos que afrontar sufrimiento, ya que deseamos ser tus discípulos en Cristo Jesús, el Crucificado. Él ha logrado hacer santo al sufrimiento, y deseamos que nuestro sufrimiento también te de fruto en el tiempo y la eternidad. Amén.