tulips sprouting through snow

En ese día se cantará este canto en la tierra de Judá: “¡Tenemos una ciudad fuerte!; para salvarnos, el Señor levantó murallas y fortificaciones… Confíen siempre en el Señor, porque él es refugio eterno”. Is 26:1, 4

Señor, Dios nuestro, ayúdanos a encontrar el sendero para caminar con confianza, porque tú eres nuestro Padre. Disipa todos los pensamientos que tratan de deprimirnos. Permite que tu Espíritu los aparte. Que nuestros corazones se tranquilicen ante ti, porque tú, Todopoderoso, guías todo para el bien de los humanos en la tierra. Todo llevará a dar gracias, para tu alabanza y gloria. Permanece con nosotros en todo momento, día y noche. Que nuestros corazones se exalten de nuevo, regocijándose en ti, Dios y Salvador nuestro. Amén.